Consum de drogues en menors extrangers no acompanyats

Aquest nou estudi de Gabia – Observatori Basc de Drogodependències, que ja arriba al número 21, tracta de la relació amb el consum de drogues dels menors extrangers no acompanyats (MENA) que viuen al País Basc.
Les dades apunten que existeix un contacte, a vegades directe, a vegades indirecte, amb diferents modalitats de drogues. Tot i així, presenten una gran diversitat en quan a patrons de consum i no es pot generalitzar, ja que també hi ha joves que no presenten cap tipus de consum. Les drogues més consumdides són el tabac, l’alcohol, al cannabis i els inhalants, i la principal motivació de consum és el desig d’evasió dels problemes, de fugir de la realitat que els envolta.


L’estudi adverteix sobre l’especial vulnerabilitat d’aquests joves, i destaca la importància que la familia i la religió tenen per a ells, dos factors que, a més, actuen com a protecció davant el consum problemàtic de drogues.

Petits fragments de les seves conclusions:

“Por los testimonios aportados y la literatura científica publicada, la población extranjera conoce la droga e incluso la consume. No obstante, esto no significa que pueda ser considerada como un colectivo drogodependiente y sí en cambio vulnerable a las drogas.”

“Observamos que no son jóvenes con un problema de consumo de drogas, sino jóvenes con un grave problema de exclusión, a mayor situación de desprotección, frustración, soledad, desesperanza… mayor es el consumo de drogas. Muchos de ellos abandonan el consumo en cuanto se les ofrece una ayuda para su integración, para resolver si situación.”

“Su condición de adolescentes, con una personalidad y carácter todavía sin conformar, definitivamente ejerce una presión adicional. De tanto insistir sobre la categoría de inmigrantes o extranjeros se nos olvida la categoría de menor, incluso de ser humano. No hay que olvidar que los MENAs son antes que nada adolescentes a mitad de camino en su desarrollo personal, y como tales se encuentran en una encrucijada y con una gran inseguridad e indefi nición sobre su futuro, mayor aún que los adolescentes autóctonos.”
“Situados bajo la influencia poderosa y engañadora de los medios de comunicación. Los medios les incitan al consumo y les transmiten los valores de la sociedad de consumo y de la vida en occidente. Son presas fáciles de la publicidad, al tener poca formación y por tanto escasamente desarrollado el sentido crítico, por lo que la importancia de la imagen y de la apariencia, tan presente entre algunos de nuestros jóvenes, hace mella también en ellos, de forma rotunda.”
“Sin referentes afectivos en los que confiar o apoyarse en los momentos difíciles. Muchos de ellos son menores sin referencias afectivas, no tienen un modelo al que puedan acudir, por lo que su grupo social de relación es su principal y único referente, por lo tanto son más vulnerables ante las influencias del grupo que les puede incitar a consumir y a conformar un modelo de consumo de drogas determinado. El grupo de iguales que frecuenta el menor inmigrante y sus estilos de vida, son el principal factor que propicia, precipita y mantiene el consumo de sustancias por parte de sus miembros. Si en un momento dado, en el grupo lo que se lleva, lo que parece estar de moda, es consumir, pues con toda probabilidad consumirán.”



Podeu accedir a l’estudi complet clicant aquí.

Deja un comentario